LA ASOCIACION VITOLFILICA DE MADRID VISITA “MANRIQUE”.

Catalina La Grande de Rusia, acababa de asesinar a su marido Pedro III el Grande, y apetecía celebrar su nuevo estatus de vida con algo novedoso. Se aficionó a los habanos.

Como se manchaba los dedos de nicotina, ordenó buscar una solución. Su oficial de protocolo envolvió un cigarro con una cinta de seda amarilla en aquel lugar donde se ponen los dedos índice y medio. Si bien otras versiones dicen que la anilla surgió en los salones elegantes de Inglaterra y Francia, lo cierto es que había nacido la vitola y con ella la industria litográfica con sus hermosos diseños. Pero también el coleccionista, afición tan compleja como la filatelia. Y los clubes o Asociaciones Vitolfílicas.

De las que tengo el honor de conocer, incluída la de Cuba, conceptúo como más completa, organizada y antigua a la de España, cuna en Sevilla, de la idea llevada a la isla caribeña de la unión de la tripa, capa y capote para confeccionar el habano.

Con sus 66 años a cuestas, poseen sedes en las diversas regiones de la Península. Editan una lujosa revista poblada de artísticas vitolas que se agrupan en series sobre pintores españoles, vitolario americano de personajes, temáticas militares, etc.

El socio que más anillas atesora alcanza las 100.000. Cabe destacar que desde más de 25 años nuestras vitolas dedicadas al poeta palenciano Jorge Manrique (1440-1479) se encuentran en el Museo que lo homenajea a través de la Diputación Provincial del Reino.

Lo cierto es que en Febrero de 2006, uno de los más conspicuos socios vitolfílicos de España, anunció su visita a Cigarros “Manrique”, con la idea de hacer una nota sobre nuestra casa, la más antigua de Argentina.

Don Adolfo Otaola Carrera y Sra. lo hicieron munidos de atenciones vinculantes; revistas de la Asociación Vitolfílica Española, colecciones de vitolas varias y apuntes de la Asociación Comunidad de Madrid donde se halla un interesante artículo por él realizado a la familia Carbonell de la República Dominicana, manufactureros de afamadas marcas que, al igual que nuestra familia, eran españoles que llevaron su oficio desde la Península Ibérica a La Habana unos, a la Domínica otros.

Además, regalaron y dejaron una innata simpatía y savoir vivre. Su más preciado obsequio del corazón es una original vitola con la caricatura de su Sr. padre (ver imagen).

Don Adolfo es poseedor de unas 20.000 vitolas del mundo y a través de su web (ver vínculo en nuestra página principal) pueden apreciarse colecciones diversas, canjes de coleccionistas y novedades del mundo vitolfílico. ¡¡¡ Gracias Adolfo y Mariángeles !!!.

 


Desde 1958 en Catamarca 211 - (C1213BYD) - Ciudad de Buenos Aires - Argentina Telefax 24 hs. (+54) 11-4932-5973
email: cigarrosmanrique@gmail.com