CIGARROS “MANRIQUE” VISITA LAS PLANTACIONES DEL MEJOR TABACO DEL MUNDO: PINAR DEL RIO.

Temprano en la mañana partimos hacia la Provincia de Pinar del Río en la parte occidental de la isla. Cómodamente instalados en los micros de Havanatur, con sus cálidos choferes y simpáticas guías, llegamos a un parador donde disfrutamos de frutas caribeñas y un merecido café.

El objetivo eran las casas de curado y plantaciones de San Juan y Martínez, núcleo principal en el orbe donde se cosechan los mejores tabacos del mundo. La pequeña Pinar del Río, a 157 kms. de La Habana, con sus casas coloniales,pórticos con arcos de medio punto y arquitectura española en general, ofrece un paisaje de insólita belleza, único e incomparable.

Transitamos los pocos kilómetros hacia las plantaciones entrando por la Av. José Martí y saliendo por Isabel Rubio, mientras un pequeño aguacero que se perdió en las vegas, amagó arruinar el día. Y ahí estaban. Los mejores tabacos, los más bellos aromas y perfumes con los que siempre estuve familiarizado por ser nuestra casa compradora en las firmas de Sobrinos de Antero González (hoy H. Upmann) y Menéndez y Cía.

También estaban las casas de curado. Las primeras, cubiertas con finos telares para producir debajo el microclima y en las segundas, las manillas colgadas, con sus hojas cambiando del color verde al marrón.

Por supuesto, degustamos algún habano, bajo el sol cubano, en tierra de Martí y al son de santaneras y matanceras.

Luego nos trasladamos hacia el Valle de Viñales a 25 kms. de Pinar del Río, más exactamente al Mural de la Prehistoria. Ahí, rodeado de tabaco y vegueros, degustamos un copioso almuerzo regado con excelentes vinos, finalizando con un Vegas Robainaque envolvió a los participantes en los vahos aromáticos de la mejor tierra tabacalera del mundo. Por supuesto, al son de sones que amenizaba una orquesta típica cubana.

El broche de oro fue dialogar con don Alejandro Robaina que, próximo a cumplir 85 años,se movió como un jóven muchacho al compás del entusiasmo general.El regreso a La Habana se produjo a última hora de un atardecer que lentamente se fue escapando con su sol detrás de las agudas cimas de las Sierras del Rosario a la altura de la Cueva de los Portales, lugar que fuera la Comandancia del Che durante la crisis de los misiles en 1961.


Desde 1958 en Catamarca 211 - (C1213BYD) - Ciudad de Buenos Aires - Argentina Telefax 24 hs. (+54) 11-4932-5973
email: cigarrosmanrique@gmail.com